Consejos para limpiar los cristales de tus gafas graduadas

20151111_MVBlog_limpieza_cristales_gafas_00

Nos levantamos algo dormidos y las cogemos de cualquier manera. Salimos de casa con prisas. Las quitamos y ponemos varias veces al día para frotarnos los ojos o descansar la vista. Los días de lluvia es inevitable que las gotas acompañen nuestra visión. ¿Cuántas huellas dactilares o partículas de polvo pueden tener los cristales de nuestras gafas? Imposible contarlos, pero son claramente visibles… ¿o no?

Hasta que llega ese punto en el que comienzas a ver mal, como si todo estuviese empañado, y piensas: “Creo que tengo que limpiar las gafas”. Y cuando te pones a ello, descubres “otro mundo”: lo ves todo más claro y los colores incluso son más vivos.

Porque de nada sirven unas gafas bonitas, con las que vayas a la moda, y bien graduadas, si luego las llevas sucias. Limpiar los cristales te ofrece una buena calidad de visión, además de ayudarte a prolongar la vida útil de tus lentes.

20151111_MVBlog_limpieza_cristales_gafas_01

Para que no pierdas glamour y siempre luzcas (y disfrutes) de unas gafas impecables, te ofrecemos una serie de consejos para una correcta limpieza de los cristales.

- Sprays específicos. Humedece tus cristales con sprays específicos para cristales, con los que conseguirás no solo una buena limpieza, sino que además conseguirás que estos se empañen menos (sobre todo si tiene tratamiento antivaho). Luego, frota con una gamuza, paño o papel suaves.

- Gamuza. Por su comodidad, la gamuza de microfibra es la opción de limpieza más fácil y rápida. Te recomendamos que guardes la gamuza en el estuche protector para evitar que esta se ensucie con partículas que puedan rayas los cristales. En relación a esto, no es recomendable utilizar la gamuza cuando hay arena en los cristales.

- Agua y jabón neutro. Quizá hayas salido de casa con las prisas y no lleves a mano la gamuza de tus lentes o el líquido limpiador. No te preocupes, una manera simple y eficaz de limpiar los cristales de las gafas es aplicar agua y jabón neutro o de manos (no utilices el detergente líquido para platos, ya que podrían contener micropartículas que rayarían los cristales). Primero moja los cristales con agua, luego aplica una pequeña cantidad de jabón frotando suavemente ambas caras de los cristales y por último acláralos. A continuación, seca tus gafas con un papel suave (procura secar bien la montura, sobre todo las partes metálicas). Esta opción es muy recomendable sobre todo cuando los cristales tiene arena o tierra, ya que de otra manera podrían rayarse.

- Toallitas húmedas. Similar a la opción de spray y gamuza juntos. Normalmente van en sobres individuales y son fáciles de llevar. Vigila que no queden marcas del producto en el cristal.

20151111_MVBlog_limpieza_cristales_gafas_02

Otras recomendaciones para mantener las gafas en perfecto estado:

- No apoyes las gafas sobre los cristales, ya que se ensucian más y además corres el riesgo de que estos se rayen con mayor facilidad.

- Quítate y ponte las gafas con ambas manos, ya que si lo haces con una sola estás forzando una patilla más que otra, por lo que, con el tiempo, las gafas podrían torcerse o deformarse.

- Utiliza fundas rígidas para guardar y transportar tus gafas, ya que, a diferencia de los flexibles, estos estuches protegen perfectamente las lentes ante caídas.

- Evita colocarlas cerca de una fuente de calor, ya que podría deformarse la montura, como estufas, radiadores o incluso el salpicadero del coche al sol, entre otros lugares.

Ahora ya tienes las claves para que tus gafas se mantengan en perfecto estado. No olvides pasarte por uno de los centros +Visión y preguntar por nuestros productos de limpieza. ¡Presume de gafas con cristales impecables para una visión perfecta!