8 gafas de sol de película

Las gafas de sol de película

Las gafas son el complemento inseparable de algunos personajes del cine, hasta el punto de convertirse en un elemento identificativo de las películas. ¿Cuáles son para ti las gafas de sol más icónicas de la historia del cine? Esta semana recopilamos algunas de las gafas más emblemáticas que marcaron tendencia a partir de su aparición en una película y que inspiraron la moda del momento. Hacemos un recorrido por la historia del cine en busca de las gafas más emblemáticas… ¿Sabrías adivinar cuáles son?

Con la muerte en los talones (1959)

Estas icónicas gafas de sol las llevó Cary Grant en la película de Alfred Hitchcock Con la muerte en los talones, que sirvieron al protagonista para esconderse de la policía en la Grand Central Terminal de Nueva York. Estas gafas de sol se caracterizan por un marcado estilo retro, de forma redondeada y con los cristales tintados de verde.

 

Desayuno con diamantes (1961) 

Sin duda, unas de las gafas de sol más icónicas de la historia del cine son las que lleva Audrey Hepburn en el film Desayuno con diamantes. La protagonista desayuna mirando el escaparate de la popular joyería Tifannys con un croissant en la mano, un collar de perlas y escondiendo su mirada detrás de unas gafas cuadradas y oscuras.

 

Taxi Driver (1976)

Robert de Niro interpreta en Taxi Driver a Travis Bickle, un exmarine que lleva unas Ray-Ban Aviator que le aportan una personalidad única.

 

Risky Business (1983) 

Las Ray-Ban Wayfarer se convirtieron en un icono en parte gracias a que Tom Cruise las llevó en Ricky Business a mediados de los 80. No obstante, debemos mencionar que otros las llevaron en la gran pantalla antes que Tom Cruise, como James Dean o Jack Nicholson. ¡Actualmente siguen siendo uno de los diseños más vendidos!

 

Top Gun (1986)

Tom Cruise también marcó tendencia en Top Gun con las gafas estilo aviador, un modelo que se puso de moda gracias a la película. De hecho, después del éxito de la película, muchos chicos de la época se unieron a las Fuerzas Armadas en Estados Unidos, y todos querían llevar tanto la chaqueta de cuero como las gafas Ray-Ban Aviator.

 

Thelma & Louise (1991)

Susan Sarandon encarna a Louise Sawyer en Thelma & Louise, y pese a que a lo largo de la película Louise luce distintas gafas de sol, lo cierto es que las más icónicas son estas, con una marcada estética retro, montura carey y con la forma de ojo de gato. Por muchos considerado el primer selfie de la historia del cine, las dos protagonistas se hacen una foto con una cámara polaroid que se convirtió en la instantánea más famosa de la película, pasando a aparecer también en el cartel oficial.

 

Men in Black (1997)

Los populares hombres de negro, el Agente J (Will Smith) y el Agente K (Tommy Lee Jones), popularizaron las Ray-Ban Predator, y las incorporaron de tal manera que estas gafas de sol se volvieron un complemento imprescindible durante toda la película, con el permiso del neutralizador que borraba la memoria, claro. Como puedes imaginar, las gafas fueron un éxito de ventas.

 

Matrix (1999)

Tranquilo, ¡que no nos olvidamos de Matrix! Sin duda otras de las gafas de sol más icónicas (y singulares) del cine. Sin las gafas de sol, la película no sería lo mismo, ¿verdad? Keanu Reeves, por ejemplo, en su papel de Neo luce estas gafas de sol con montura al aire de estética futurista, con cristales muy oscuros y ovalados.