Claves para conseguir un original disfraz de Halloween aprovechando tus lentillas de colores

lentillas-halloween-masvision

Se acerca la fiesta de Halloween. La noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos, se creía que los espíritus de los difuntos caminaban entre los vivos, y por eso se realizaban fiestas y ritos sagrados que incluían la comunicación con los muertos. Se encendían hogueras y velas para indicarles el camino y se les dejaba comida y dulces para mantenerlos contentos y alejar a los malos espíritus. Esta fiesta de origen pagano tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain, que significa “fin del verano”.

Esta celebración cada vez está más extendida en nuestro país y ya son muchas las ciudades que la festejan. Estas son las claves para disfrutar al máximo de Halloween y conseguir sorprender a todos:

- Piensa un disfraz acorde a la temática: zombi, catrina, fantasma, momia, bruja… No se trata solo de disfrazarse, sino de buscar un atuendo que dé miedo. Puedes pensar también en los personajes de tu película de terror favorita.

- Vuelve tu mirada terrorífica con lentillas de colores: cada vez es más frecuente el uso de lentes cosméticas como complemento de los disfraces. Para garantizar la seguridad de tus ojos, adquiere estos productos en establecimientos especializados (huye de los bazares, mercadillos o puntos de venta no autorizados). En +VISIÓN te recomendamos estas opciones:
- Freshlook colors: azul zafiro, verde, gris, miel, azul y violeta.
- Freshlook colorblends: azul, miel, violeta, verde, turquesa, ámbar intenso, gris, marrón, azul zafiro intenso, azul brillante, verde gema y gris acero.
- Freshlook dimensions: azul pacífico, verde mar y agua caribe.
- Freshlook 1 day color: azul, verde, gris y miel.
- Lentex color: azul, azul oscuro, aqua, verde, gris y miel.

- El maquillaje, una pieza clave: con un buen maquillaje puedes conseguir que todos se fijen en ti. Prótesis de látex, sangre y heridas se mezclan durante la noche con rostros pálidos y contornos muy marcados de ojos negros.

- “Reutiliza” tu ropa vieja: podemos simular un aspecto más siniestro reutilizando aquellas prendas que ya no utilizamos. Seguro que no te da pena romper esa camiseta pasada de moda o echar harina a tu vieja chaqueta para darle un efecto polvoriento.

- Adquiere tu rol: ya tienes el atuendo completo, ¡ahora compórtate como tu personaje! Camina arrastrando los pies, asusta a la gente que encuentres a tu paso, haz muecas…

Además, no debes descuidar la decoración de tu casa. El adorno más típico de Halloween es la calabaza, con una cara terrorífica y/o una misteriosa iluminación. Incluye también las velas y las telarañas en el interiorismo de tu hogar para estos días.

Ya tienes todas las claves para sacar tu lado más terrorífico. ¡Disfruta de Halloween!